Sonríe: prólogo

Quizás, después de todo, sí era posible perder la capacidad de amar. ¿Era lo que ella estaba viviendo, verdad? ¿Esa era la explicación a su frialdad, no exterior, sino interior? Primero dejó de lado la posibilidad de amar a algún hombre, le habían roto demasiado el corazón. Luego había comenzado a alejarse de sus amigas. Se seguían reuniendo, pero lo hacía por obligación, no por gusto, ni siquiera le agradaba verlas.
Sin embargo, con su familia, todo era distinto. Lograba sentir amor, cariño y afecto hacia ellos.
No, no había perdido toda la capacidad de amar y querer. Además, demostrar amor solamente a la familia era mejor ¿Verdad? Se ahorraba dolor y sufrimiento o quizás, sólo quizás…su vida se transformaría en un infierno.

Advertisements

Hello world!

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!